lunes, 24 de septiembre de 2007

Internet y referéndum

El pasado 13 de septiembre el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad de Costa Rica (iis) preparó una conferencia que analizó el tema del uso de la Internet en el marco del referéndum titulada: “Internet, TLC y referéndum: otras formas de hacer política”. Del contenido de la misma, la ponencia de Ignacio Siles hace un reconocimiento de que el espacio digital al menos para el caso del movimiento del NO esta agregando un nuevo escenario que favorece la movilización política o bien la materialización del activismo a través de la Red, gracias a las nuevas herramientas que permiten la interacción. Lo anterior demuestra un cambio que no puede ser menos que revelador para quienes se encargan de diseñar campañas políticas; sobretodo cuando nuestro caso nacional no representa un hecho aislado sino una cola –casi tardía- de la experiencia internacional-.

La relevancia de la interactividad quedó ejemplificada en la experiencia y pensamiento detrás de sitios como cocostarica.com. Al respecto sus creadores hablan concientemente de promover con su sitio una “democracia participativa” creando un espacio horizontal de discusión y que permite el acercamiento del cuidadano desde su propio ambiente de trabajo lográndose así lo que ellos llaman una “política posible”. Este acercamiento bastante lúcido a las posibilidades de la web no pareció ser reconocido por Carlos Revilla, el webmaster de la página del Partido Liberación Nacional (PLN) que participa de la Alianza por el Sí, por el contrario, sus observaciones sobre lo que acontece en la Red ignoran el impacto de la interactividad promovida por Internet y sus consecuencias, lo que parece estar relacionado con una posición en la que la actividad en línea, al menos del PLN, ha sido reactiva y no propositiva, respondiendo a un espacio que con anterioridad y desde la pasada campaña fue tomado por la oposición. Lo anterior puede ser confirmado por la declaraciones del Señor Revilla que apunta quejas hacia el "uso y abuso del anonimato, la intolerancia y la escasez del debate en los foros en línea". Revilla afirma que “las nuevas herramientas han servido para hacer vieja política” un error que puede tener consecuencias, porque se está subestimando la Red.

Mi posición, todo lo contrario. Si los ojos se posicionan desapasionadamente para observar lo que pasa en la web y el referédum, lo cierto es que como se concluyó en la conferencia: "Internet tendrá una prueba de fuego en las próximas elecciones nacionales" y de seguro no será un actor secundario.

2 comentarios:

Adrián dijo...

Totalemente de acuerdo con tu conclusión final; hay que ver la gama de funciones que la Web cumple en la política internacional. Bien es el caso de EEUU: la utilización de blogs, el debate realizado por Youtube y CNN...; ó el caso español entre muchos otros. Lo cierto es que el candidato que no contemple para el 2010 a la red como una herramienta básica para su campaña estará en total desventaja.

Gabriela Mayorga dijo...

Eso parece el potencial de la herramienta no es para menospreciar, se trata de un brazo fundamental para comunicar un nuevo mensaje que habla de una relación distinta entre el político y su gente y eso porque Internet lo permite.