lunes, 20 de octubre de 2008

El problema de las redacciones digitales es...

El análisis expuesto por Alberto de las Fuentes en su blog, tiene un enorme sentido... para entender lo que será el futuro de los medios en la red, a 10 años del estallido de la burbuja de las .com. Lo multimedia que hizo furor en los últimos años va perdiendo valor y ya como muchos adelantan hoy el voto es por la profundidad, el contenido único.

Lo copio tal cual, porque me parece importante.

Las redacciones digitales NO FUNCIONAN...


En el último Congreso de Periodismo Digital de Huesca, a finales de marzo, tuvo lugar un taller de trabajo con directores de medios online. Allí estaban muchos rostros conocidos y algún amigo: Arsenio Escolar (20 Minutos y 20 Minutos.es) y Nacho Escolar (Público y Público.es), Rosalía Lloret (RTVE.es), Gumersindo Lafuente (Soitu.es), Lydia Aguirre (Elpais.com), Nuria Padrós (ADN.es), Jean François Fogel (Le Monde), Gastón Roitberg (Lanación.com.ar), Guillermo Culell (Elcomercio.com.pe) y un largo etcétera. En total, casi 40 personas, todos ellos primeros espadas del periodismo online europeo e hispanoamericano.

Lo que allí se trató es confidencial. Pero, en general, el debate discurrió por caminos bastante trillados, excepto por una intervención transgresora. Su autor fue un buen amigo, Guillermo Culell, antes en Clarín, y que ahora dirige el interesante proyecto digital de El Comercio de Lima. Su tesis, que luego comentamos en los pasillos y en alguna cena (y que por eso me permito reproducir), es que, si no hacen algo más de lo que hacen hasta ahora, "muchos diarios online van a desaparecer antes que los diarios tradicionales".

Masa crítica.-
Ahora, por fin, alguien da la razón a Culell y explica, con cifras, lo que algunos intuimos hace tiempo. Las redacciones híbridas (tradicional de papel + digital) y las redacciones puras de Internet NO FUNCIONAN sin cierta MASA CRÍTICA.

Lo explica un interesantísimo artículo, rescatado oportunamente por 233 Grados, y cuyo título ya es revelador: "Los fundamentos económicos de pasar del papel al online: perder 100 para ganar 8".

En él, Frédéric Filloux (editor del grupo noruego Schibsted -20Minutos-) y Jean-Louis Gassée (fundador de Apple Francia, ex presidente de PalmSource y ex director de Cray, 3Com y Logitech) afirman que el mínimo necesario para "conseguir una buena cobertura de noticias generales" en la Red son 100 periodistas, frente a los 400/500 de un periódico tradicional.

Para alimentar con publicidad una fuerza de trabajo semejante, sin soportar graves pérdidas, Filloux y Gassée calculan que es necesario contar al menos con 8,3 millones de visitas únicas al mes.

La realidad es más dura.-
Hay muchos medios online en España que parecen pensar que esos 100 periodistas son una exageración e intentan cubrir 'lo mismo' con redacciones aún más reducidas (30/40 personas, e incluso menos). Lógicamente, esas plantillas van forzadas hasta límites difíciles de imaginar.

La ilusión de estos medios es que algún día los usuarios únicos (y con ellos la publicidad) aumentarán tanto que se podrá reforzar la plantilla. Pero ese día, según Filloux y Gassée, NO VA A LLEGAR. Según su tesis, sencillamente, los números no salen. Porque el 'core business' de un medio, producir noticias, ha dejado de ser rentable. Para sobrevivir, como ocurre con la industria discográfica, es necesario buscar fuentes alternativas de negocio.

Las cifras de Fillouy y Gassée son cuestionables en varios aspectos. Pero no en la dirección en la que le gustaría a muchos directores de medios online. Así, por ejemplo, por cada 6 euros dedicados a pagar periodistas los dos autores adjudican sólo 1 a tecnología. Pero si quieres innovar en la Red, salirte de los caminos trillados, esa partida 'tecnológica' puede dispararse fácilmente, sobre todo en los primeros tiempos.

Competir online, pues, no es fácil. Sólo los mayores medios, que continúan explotando la fuerza de sus grandes redacciones tradicionales, son capaces de conseguir los tamaños que se necesitan para atraer un volumen de publicidad razonable. Quienes quieran convertirse en alternativas, deben pensar en apostar a lo grande. A lo grande.

Y, si no es posible, hay que imaginar una estrategia alternativa, dar muchas vueltas al revuelto triángulo PERIODISMO-TECNOLOGÍA-EMPRESA para innovar y desarrollar un modelo transgresor en el que cuadren las cuentas. Por ejemplo, apostando por las redacciones distribuidas y el cloud computing (modelo Consumer.es). O apostando por nuevos procesos tecnológicos con un equipo técnico puntero (modelo Soitu.es).

Porque si algo dejan claro Filloux y Gassée, con sus cifras, es que con las recetas actuales no se pueden hacer (grandes) tortillas sin romper (muchos) huevos.

5 comentarios:

Marcelo dijo...

"Lo que allí se trató es confidencial" — ¿y todavía tienen dudas respecto a dónde se genera el "problema"? (por cierto, el "problema" no existe, el problema son ustedes que quieren meter una pieza cuadrada es un espacio redondo)

Gabriela Mayorga dijo...

Sí estoy en acuerdo en mucho de eso se trata el problema y por ese reconocimiento es que la web está entrando a su madurez.

Carlos Tapia dijo...

Hola Gabriela, me podrías mandar tu twitter para seguirte?
Mi mail es carlosftapia@hotmail.com
Saludos

Carlos Tapia dijo...

Ahora si, respecto al tema:
Cuántas personas se necesitas para escribir tu blog?
Fayerwayer.com, el blog de tecnología más leído en español tiene un staff de no más de 20 personas y genera un tráfico promedio de 1.1 millón de visitas.
En fin, el tema del periodismo digital no puede ser pronosticado como actualmente lo concebimos y por sobre todo dejando de lado una fuente de información tan rica en contenidos y de cero costos como son los mismo usuarios.
Las comunicaciones 2.0 no apuntan solamente a una relación más cercana entre las marcas y los consumidores, se definen como conversaciones entre estas dos partes y por sobre todo entre los consumidores/redactores.
El rol del periodismo si duda está cambiando velozmente, pero el rol de los periodistas como filtro de la noticia será aún más poderoso. Cuando la información deja de pasar por el cedazo de un pequeño grupo, para trasladarse a millones de fuentes, es ahí donde se visualiza la responsabilidad e la información.
Saludos

Anónimo dijo...

1